El encuentro disputado en Victoria tuvo el récord de goles en lo que va del torneo.


En la apertura de la fecha 18 de la Superliga Argentina de Fútbol, Tigre y Banfield se mataron a goles en Victoria y brindaron un verdadero espectáculo: empataron 4 a 4 con tres penales, un expulsado, tiros en los palos e incertidumbre hasta el final.

El registro de ocho conversiones en un sólo encuentro es récord para la Superliga 2018/19, que hasta acá tenía seis conquistas de máxima, en cuatro oportunidades: la victoria 5-1 de River sobre Lanús, el triunfo 4-2 de Atlético Tucumán a Independiente, el empate en 3 de Patronato y San Martín de Tucumán, y el 3-3 nuevamente del equipo de Paraná con Vélez.

A los 8 minutos del primer tiempo, Agustín Fontana abrió el marcador para el “Taladro”, y a los 21 Jesús Dátolo marcó el segundo de penal.

Pero a pesar de estar dos tantos abajo, Tigre no se dio por vecino y logró revertir el resultado. Federico González marcó el descuento a los 29′ y cinco minutos después, Walter Montillo lo empató en 2.

El 3-2 llegó a través de Lucas Janson desde los doce pasos. Sin embargo la visita lo igualó antes del descanso. Sobre los 45′, con un nuevo penal, Dátolo decretó el 3-3.

El inicio del complemeto tampoco dio respiro a los hinchas, porque Agustín Fontana volvió a poner en ventaja a Banfield en el primer minuto de juego. Pero Federico González marcó el 4-4 que sería el resultado final.

Tigre lleva tres partidos sin ganar y, con sólo 19 puntos, se hunde en la tabla de los promedios. Banfield, por su parte, tiene 23 unidades y no pudo sumar de a tres desde la llegada de Hernán Crespo como entrenador.





Comentarios