El jugador de rugby de 22 años estaba solo con su madre, que dijo ser sorda y no escuchó sus gritos de auxilio.


Los Bomberos voluntarios de Bernal, en Buenos Aires, rescataron este lunes a un joven que cayó dentro de un pozo ciego cuando se encontraba en el fondo de su vivienda haciendo reparaciones.

Según informó TN, fue el llamado de una vecina al 911 lo que salvó al hombre, que solo sufrió heridas leves. La mujer escuchó una voz de auxilio y se comunicó con las autoridades.

Al llegar, los Bomberos identificaron los gritos de ayuda, a la altura 600 de la calle San Martín de Bernal, en Quilmes. Una mujer abrió la puerta de la casa, pero les dijo que ella era sorda.

Entonces los rescatistas inspeccionaron el patio de la casa y constataron que el joven jugador de rugby, de 22 años, había caído a un pozo que había en el terreno, y lo ayudaron a salir. Solo sufrió heridas leves.






Comentarios