Fue construido por el arquitecto Virginio Colombo en 1918 y quieren que sea considerado Patrimonio de la Humanidad.


Por muchos años pasó desapercibido, en medio de la vorágine del barrio de Once, donde el tráfico no para y las personas caminan a paso rápido esquivando vendedores ambulantes y puestos de flores y de diarios. Sin embargo, el Palacio Grimoldi, destacado por su delicadeza arquitectónica, es una joya que volvió a brillar.

Según publicó ClarínVirginio Colombo fue el arquitecto que diseñó cada uno de sus espacios y detalles, y Enrique Grimoldi, su dueño original, quien vivió durante muchos años allí con su familia. Actualmente, el propietario de los planos y del edificio construido en 1918, y ubicado en Corrientes 2548, es Daniel Bocchimuzzi, que no dudó en adquirirlo después de la crisis de 2001. Aunque muchos intentaron disuadirlo de lo contrario, su amor por el palacio, y todo lo que significa a nivel histórico y cultural, pudieron más.

El Palacio Grimoldi se destaca por la delicadeza en los detalles en su exterior e interior (Rubén Digilio)

“Ya no pude pensar en otra cosa que no sea recuperarlo. Muchos departamentos habían sido modificados, con tabiques, cocinas y puertas en cualquier lado. Estaban alquilados a personas que no valoraban el patrimonio que habitaban”, dijo Daniel a ese medio.

Actualmente, el edificio está dividido en tres partes: el cuerpo del frente, que se destaca por los pisos de roble traídos de Eslavonia, vitrales y ornamentaciones. Otro sector, ya con departamentos más pequeños. Y un tercero, donde ya no tienen acceso los ascensores. Se trata de un complejo de 52 unidades en total, con pulmones que hacen que en todo rincón siempre haya aire y luz.

El gran pulmón de aire que tiene en su interior, permite que haya luz en todos los rincones (Rubén Digilio)

El valor arquitectónico del edificio es tan grande, que desde la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y de Bienes Históricos, quieren que forme parte de la postulación de edificios porteños y de La Plata, ante la Unesco, para que sea considerado Patrimonio de la Humanidad.


En esta nota:

Otras Patrimonio Once


Comentarios