Dos son hermanos que trabajaban para el municipio de Avellaneda.


Tres personas fueron detenidas acusadas de participar del crimen del empresario Abel Leonardo Espósito, de 51 años, quien fue torturado y asesinado por delincuentes durante una entradera en su casa de la localidad bonaerense de Bernal el pasado lunes.

Uno de los detenidos es conocido por el apodo de “Serrucho” y tiene 42 años, mientras que los otros dos son hermanos, de 26 y 32 años, que trabajaban para el municipio de Avellaneda y cuentan con antecedentes penales, informaron fuentes policiales.

Hay tres detenidos por el crimen de Abel Leonardo Espósito.

Para concretar los arrestos fue clave el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona, y el hallazgo de ropas y las zapatillas que usaron los atacantes el día del hecho, añadieron los voceros.

Las detenciones se realizaron en las localidades de Villa Corina, Villa Dominico, Avellaneda y Lanús y durante los allanamientos se secuestraron dos armas, vestimentas y otros elementos de interés para la causa.

Dos de los detenidos son hermanos y trabajaban para el municipio de Avellaneda.

Los tres detenidos serán indagados esta tarde por el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Quilmes, Leonardo Sarra, quien intentará determinar el móvil del crimen del empresario.

Fuentes policiales y judiciales informaron que Espósito fue sorprendido por cinco delincuentes cuando llegó a su domicilio desde Punta del Este, donde el resto de su familia se había quedado para pasar sus vacaciones.

El empresario, dueño de una curtiembre en Avellaneda, fue asesinado en el baño de su casa luego de ser asfixiado con un toallón. En la vivienda estaba también la empleada doméstica, que fue reducida por los delincuentes.

La policía continuaba trabajando en el caso a instancias del fiscal Sarra y las fuentes no descartaron que se lleven a cabo en las próximas horas nuevas detenciones en el marco de la causa.






Comentarios