El fatal episodio ocurrió en una casa sobre la calle Avellaneda al 100. Los ladrones continúan prófugos. 


Una violenta entradera ocurrida en la localidad bonaerense de Bernal, partido de Quilmes, tuvo el peor desenlace ya que la víctima, un hombre de 51 años, falleció a raíz de los golpes que le propinaron los delincuentes. 

El fatal episodio ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Avellaneda al 100, donde los ladrones encerraron a la familia en una habitación, la maniataron y golpearon con brutalidad antes de escapar con todos los objetos de valor que sustrajeron de la casa.

Al llegar al lugar, efectivos de la Policía Bonaerense pertenecientes a la Comisaría N° 2 de Quilmes constataron la muerte de un individuo, identiricado como Abel Leonardo Espósito. Si bien restan los resultados de la autopsia para conocer la causante del deceso, todo indica que fue a raíz de la paliza sufrida durante el asalto. 

Noticia en desarrollo






Comentarios