El fenómeno se produjo a raíz de una fuerte tormenta. Lo mismo ha pasado en Florida, Estados Unidos. 


Ni granizo ni agua: ranas. Fenómenos naturales no dejan de sorprender a los habitantes de todo el mundo, pero esta vez, le tocó a los ciudadanos de Saladillo, quienes amanecieron plagadas de sapitos pequeños en la ciudad

Curiosamente no hay imágenes de la situación que se vivió el miércoles en la ciudad, pero sí comentarios en las redes sociales en los que la gente se enteraba del fenómeno que estaba sucediendo y no lo podían creer. 

Este extraño suceso, se debe a que el día anterior, pasó una gran tormenta por la ciudad en la que se registró viento de fuertes ráfagas, por lo que éste fenómeno trae con ella una lluvia de ranas. Pero, ¿cómo sucede?

La lluvia de ranas se puede relacionar con fuertes fenómenos meteorológicos que implican fuertes vientos, como pueden ser los tornados, las trombas marinas (tornados que se forman sobre la superficie de masas de agua) o huracanes. Cuando estos fenómenos suceden, el viento captura y transporta hasta, a veces, largas distancias todo aquello que encuentra a su paso, lo que incluye pequeños seres vivos.

Pero, esta no es la primera vez que sucede un hecho así, ya que un caso similar pasó en Florida cuando llovieron iguanas, ya fallecidas, congeladas o semi-congeladas, en enero de 2018, y en Noviembre tras el huracán Florence, reportaron una lluvia de ranas en Carolina del Norte.

Infocielo, informó que el físico francés André-Marie Ampère explicó que existen determinadas épocas del año en las cuales las ranas y los sapos se concentraban y vagaban por los campos, y, que por las grandes tormentas que implicase un intenso viento este podría capturarlos y arrastrarlos grandes distancias.






Comentarios