Los menifestantes afirmaron que si la medida no se revierte los docentes no darán comienzo al próximo ciclo lectivo en febrero.


De cara a la resolución del Gobierno porteño de cerrar 14 escuelas nocturnas, un grupo de docentes y alumnos de escuelas se concentraron en el centro de Buenos Aires y marcharon hacia el Ministerio de Educación.

Además, los representantes de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y de la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys), que convocaron la jornada de protesta, afirmaron que si la medida no se revierte los docentes no darán comienzo al próximo ciclo lectivo en febrero.

El secretario adjunto de UTE, Guillermo Parodi, aseguró a Efe que “la única solución es la derogación de la resolución que cierra las 14 escuelas”, y advirtió que para solucionarlo “el Gobierno tiene todo el mes de enero”.

A un día para el inicio de las vacaciones escolares, los docentes de Ademys resolvieron que, si la medida sigue en vigencia tras las vacaciones, no iniciarán las clases, según manifestó el secretario general de la organización, Jorge Adaro.

“Estamos a un día de ir al receso escolar. Lo que Ademys ha determinado es que no va a haber inicio del ciclo lectivo 2019. Vamos a iniciar un 2019 con conflicto y sin iniciar las clases. El Gobierno tiene hasta febrero para dar marcha atrás con esto. Si el día que la docencia vuelva el Gobierno no cambió de posición, hay conflicto en Buenos aires”, advirtió Adaro.

El secretario de Ademys aseguró que el cierre de escuelas es un ataque “al sector estudiantil más vulnerable”, aquellas personas que “tienen que trabajar durante el día, atender a sus hermanos menores y van a estudiar de noche”.

Los legisladores opositores en la Legislatura de Buenos Aires convocaron este jueves a una sesión extraordinaria para discutir el cierre de escuelas nocturnas, pero ésta fracasó al no lograrse el quórum necesario debido la ausencia de los legisladores oficialistas y sus aliados.

Parodi calificó de “vergonzoso” el que “un legislador electo por el pueblo no dé quórum para una sesión en donde lo que se quiere defender es la escuela pública”.

Según datos de UTE, el cierre de las 14 escuelas afectaría a más de 1.200 docentes y cerca de 3.000 estudiantes.

Por su parte, el jefe de Gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, destacó que “hay que cambiar los planes de estudio de las escuelas nocturnas” y garantizó que todos los alumnos “van a tener acceso” a estudiar.

“Estamos construyendo 54 escuelas, lo que va a cambiar son los planes de estudio de las nocturnas, que son del año 1975“, subrayó Larreta en la noche de este miércoles en declaraciones a la cadena local A24

Varios famosos se manifestaron a través de las redes sociales con el hashtag #NoAlCierreDeLasEscuelasNocturnas entre ellos la escritora Claudia Piñeiro que calificó la medida de “incomprensible” e “inaceptable”.






Comentarios