Se trata de un remisero de la zona, que vio que la menor fallecida en el marco de un secuestro estaba "atada y amordazada".


Mientras se desarrolla la investigación para determinar las circunstancias en las que se produjo la muerte de Xiomara Méndez Morales, la chica encontrada sin vida en el asiento trasero de un auto en Ituzaingó, algunos testigos contaron su versión de los hechos.

“Estaba trabajando y de la nada escucho un golpe, salgo y veo que chocan el auto con el que estoy trabajando y detienen a dos hombres”, dijo Lucas, un remisero que se encontraba dentro del comercio. “Cuando veo había una chica en el piso”, agregó.

Al ser consultado sobre el estado de salud de la chica en el momento del choque, el joven aseguró que “la sacaron del auto en muy malas condiciones. Nunca la vi moverse y estaba pálida“. Más tarde agregó que la adolescente de 15 años estaba “tapada con una colcha y sin signos vitales”.

El testigo además confirmó que la menor “estaba atada y amordazada”. Respecto a los delincuentes detenidos, Lucas contó que ambos “decían ser remiseros” y que uno de ellos “se quejaba de dolor porque fue fuerte el choque, parece que estaban alcoholizados. El otro ni se movía, pensé que estaba muerto”.

Finalmente, el remisero aseguró haber visto un arma y una “faca” que estaban en el interior de una una mochila junto “con 15 mil pesos”.






Comentarios