El hecho ocurrió en Lomas de Zamora y se está investigando si fue un hecho de inseguridad o un atentado contra el hombre de la UOCRA.


Un sindicalista chaqueño y su hijo de 17 años, hijo y nieto respectivamente del secretario general de la Uocra Chaco, fueron baleados en el partido bonaerense de Lomas de Zamora cuando circulaban a bordo de un automóvil importado y fueron interceptados por varios delincuentes que, sin mediar palabra, dispararon contra el vehículo, informaron hoy fuentes policiales.

Los investigadores por el momento no descartan ninguna hipótesis, ya que intentan determinar si se trató de un intento de robo o de un ataque dirigido puntualmente a las víctimas por otro motivo.

El hecho ocurrió anoche cuando Gabriel Fernández, secretario adjunto de obras del filial Chaco de la Uocra, e hijo del secretario general del sindicato de la mencionada provincia, Tiburcio Fernández, circulaba en una cupé BMW blanca por la localidad bonaerense Villa Centenario, partido de Lomas de Zamora, junto a su hijo de 17 años y una joven de 24.

En el cruce de las calles Cosquín y Capitán Sarmiento, el BMW i351 fue interceptado por un automóvil Volkswagen Golf blanco del que bajaron al menos cuatro hombres armados que, sin mediar palabra, abrieron fuego contra el vehículo en el que viajaba el sindicalista, su hijo y la joven.

Los agresores escaparon tras el ataque, mientras que Fernández quedó herido de un roce de bala en la cabeza y su hijo resultó gravemente lesionado de seis impactos: dos en el tórax, uno en el brazo izquierdo, otro en el derecho y otros dos no especificados por los médicos.

La joven, en tanto, resultó ilesa, añadieron los voceros consultados.

A pesar de estar herido, Fernández continuó manejando unas 30 cuadras hasta Larroque y Almafuerte, de la vecina localidad de Banfield, donde pidió ayuda a un móvil policial. Los heridos fueron trasladados al Hospital Gandulfo, donde Fernández fue asistido y estaba fuera de peligro, pero su hijo adolescente fue intervenido quirúrgicamente y se encontraba en estado reservado por las lesiones ocasionadas por impactos de bala.

sindicalista uocra

Voceros policiales indicaron que la chica que salió ilesa del ataque le dijo a los efectivos que la entrevistaron en el hospital que fueron atacados a balazos sin mediar palabra y que no pudo observar con precisión cuántos hombres eran, pero que podrían ser cuatro.

La causa, caratulada por el momento como “abuso de armas y lesiones”, está en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Lomas de Zamora.






Comentarios