Todo ocurrió en el consultorio que el profesional posee en José C. Paz. La víctima aún no pudo ser intervenida y convive con dolores.


Otro caso de abuso sexual se registró en los últimos días en la localidad de bonaerense de José C. Paz, donde una mujer denuncia que fue a operarse y terminó viviendo un calvario con el médico. 

Mariol, de 45 años, fue a visitar a un doctor recomendado por una amiga para operarse su cervical pero se encontró con un calvario para ella. Y decidió denunciarlo públicamente en diálogo con Crónica. “Solo tenía que darme una medicación y terminó manoseando mi zona vaginal”, aseguró.

“Me dijeron que el médico, Gabriel Dayan, era muy bueno y cuando hablé con él, me dijo que me haría la operación en media hora. Me hizo sentir tan segura y tranquila que lo elegí para seguir adelante el proceso”, admitió la víctima.

Gabriel Dayan, el médico que habría abusado de una paciente cuando fue a visitarlo a su consultorio en José C. Paz.

Sin embargo, la tercera vez que lo visitó el encuentro fue más extraño de lo esperado: “La tercera vez que me citó, me puso a última hora de su día laboral. Cuando llegue al consultorio, le dijo a su secretaria y a su cirujano que ya podían irse. Luego, nos quedamos solos“.

“Solo tenía que darme una medicación pero me dijo que tenía que revisarme. Era mi médico, yo acepté. En ese momento, me tocó la columna y luego me pidió que me baje un poco el pantalón. Eso ya comenzó a parecerme extraño”, continuó Marisol con la historia.

Y reveló: “Me metió la mano por abajo del pantalón y me tocó la ingle. Luego, llegó a tocarme la vagina y me preguntó: ‘¿Te molesta, te duele o te gusta?“. Marisol quedó perpleja ante la pregunta y su médico cuestionó con insistencia: “¿Por qué no te bajas el pantalón, te acostas en la camilla y te hago masajes?”.

“Nunca me había pasado. Le dije que no entendía lo que estaba haciendo y se hizo el tonto. Tengo personalidad fuerte pero quedé helada. Solo me quería ir. Preferí callarme y salir de ahí“, prosiguió la mujer. 

Ante esta lamentable situación, Marisol aún no pudo intervenirse quirúrgicamente y confesó que ya tenía temor de someterse a una intervención porque ya había sufrido mala praxis en una cesárea, realizada en otro establecimiento.

Por último, señaló: “Todavía no pude operarme. Vivo con dolores. No me da ganas de ir a ningún médico más”. 

Marisol radicó la denuncia correspondiente en la Comisaría Nº 1 de San Miguel, donde continúan las investigaciones del caso. 






Comentarios