Por el hecho fue detenido un expolicía de la Bonaerense pero su esposa, cómplice, todavía está prófuga.


A Andrea, una joven misionera de 20 años, le ofrecieron un puesto en una verdulería de Buenos Aires, pero era todo mentira. El sueldo prometido era de 10 mil pesos y ella no dudó en viajar hasta Buenos Aires, embarazada de nueve meses.

Andrea y su hija de tres años fueron recibidos por un hombre y su esposa, quienes vivían en Berazategui. A Andrea le costaba comunicarse, ya que habla guaraní y empezó a sospechar cuando pasaban los días y sus anfitriones no la llevaban a trabajar.

Además, la pareja la quiso convencer de que cambiara la documentación de su hija y en el medio de ese intento, ella fue al Hospital Evita Pueblo para dar a luz a su bebé.

Entonces, la mujer con la que se estaba quedando se acercó después del parto y le ofreció dinero a cambio de quedarse con sus dos hijos. Ante la negativa de Andrea, le dijo que se los iba a quedar igual, quiera o no. Pese a que la víctima no sabía los apellidos de los apropiadores ni el lugar exacto en donde vivían, la policía pudo dar con el domicilio y detener al hombre, un exoficial de la Policía Bonaerense. La mujer sigue prófuga.






Comentarios