La mujer de la víctima proporcionó los audios que intercambió con los hombres con lo que su marido debía reunirse cuando desapareció. 


El abogado de Vittorio Piva, el empresario italiano que fue hallado asesinado a balazos y calcinado en la localidad bonaerense de Zárate, aseguró que se trata de un crimen “con muchas aristas para investigar” y reveló que el departamento de la víctima en el barrio porteño de Villa Crespo, que aún no fue allanado, fue encontrado “todo revuelto”.

El penalista Diego Storto explicó a Télam que en 2016 representó a Piva en la causa de drogas en la que fue sobreseído y que por ese motivo sus familiares lo consultaron cuando se produjo la desaparición y ahora se presentará como querellante en el expediente.

“La mujer que hace la denuncia se llama Mercedes y es sobrina de la mujer de Piva. Esa chica nos cuenta que cuando fue al departamento de la calle Lavalleja encontró todo revuelto. Por indicación de su tía, la chica dejó todo como estaba, cambió la cerradura y se fue a hacer la denuncia de la desaparición al Departamento Central de la Policía Federal”, contó Storto.

El departamento es en la calle Lavalleja 122, donde desde el jueves hay una consigna policial y en las próximas horas podría ser allanado por efectivos de la Policía Federal.

“Cuando la policía allane ese departamento tendría que estar en las condiciones que nos contó esta mujer”, dijo el abogado. Sobre el asesinato de su ex cliente, Storto opinó que “por las características de la ejecución y de cómo apareció el cuerpo se trata de un crimen con muchas aristas que tendrá que investigar la policía. No es una situación convencional“.

Según la denuncia inicial, Piva (46), que es ingeniero mecánico y empresario agropecuario dedicado a la soja, desapareció el 12 de este mes cuando tenía que ir a una reunión de negocios en Zárate.

Su esposa, una mujer brasileña que vive en Bolivia, envió a hacer la denuncia por el paradero a su sobrina, quien también colaboraba con las tareas domésticas en el departamento de Piva.

La mujer de Piva le hizo llegar a los investigadores los mensajes y audios que intercambió con los hombres con lo que su marido debía juntarse en Zárate, que ahora están en la mira y aún no fueron localizados.

El miércoles último, peritos lograron regenerar las huellas de los únicos tres dedos del cadáver que no quedaron deteriorados por las llamas e identificaron al NN como Piva.

En la autopsia, los forenses establecieron que fue asesinado de cuatro tiros por la espalda entre 24 y 36 horas antes del hallazgo del cadáver.

Los forenses recuperaron tres proyectiles que aparentan ser de calibre 9 milímetros y además establecieron que fue calcinado postmortem, por lo que el fiscal Gutierres afirmó ayer que está convencido de que lo asesinaron en otro sitio y ?lo trasladaron ya fallecido”.





Comentarios