Los vecinos se acercaron al cementerio para dar el último adiós a la nena  que murió estrangulada. Sus tíos confesaron el crimen.


Los restos de Sheila Alejandra Ayala, la nena de 10 años que fue asesinada por sus tíos en la localidad bonaerense de San Miguel, fueron despedidos este sábado en el cementerio de esa localidad.

Los vecinos de la zona se acercaron hasta el lugar y expresaron su enojo con los autores del crimen, Leonela Ayala (24) y Fabián González Rojas (24), que este sábado serán indagados. “No tengo palabras para lo que hicieron estas bestias”, dijo uno delos vecinos.

Según los datos preliminares de la autopsia, Sheila murió estrangulada con una sábana. “Los mataría”, dijo otro hombre que esperaba la llegada del cortejo fúnebre. “No se merecía esto la chiquita, porque es un angelito. Ojalá Dios bendiga a todos los chicos que se merecen vivir, nada más”, señaló otro de los vecinos que estaba con su nieta.

Ahora la atención está puesta en la declaración de Ayala y Rojas. El fiscal Gustavo Carracedo de la Unidad Funcional de Instrucción 20 de San Martín intentará reconstruir el hecho, aunque también persisten dudas sobre el resto de la familia de Juan Carlos, padre de la nena.

(Foto: Filo.news)

(Foto: Filo.news)






Comentarios