Julieta Battista tiene 22 años, es psicóloga y todas las semanas dicta clases en el penal de Olmos.


Julieta Battista tiene 22 años, estudia psicología y, desde hace casi un año, todas las semanas se dirige hacia el penal de Olmos (La Plata), para dictar cursos de alfabetización digital. Su objetivo es que los presos sepan usar la computadora, y puedan encontrar un trabajo. La joven, que fue entrevistada por Clarín, contó al medio: “En las primeras clases están más callados, pero después se muestran como son. Ahí yo me relajo y ellos también, dejan de tratarme de usted y empiezan a hacer los mejores trabajos”.

Julieta Battista en el penal de Olmos. Foto: David Fernández (Clarín)

En el taller, que dura ocho clases, los internos aprenden a manejar los programas básicos de oficina, como Word, Excel y Power Point, así como el uso de Internet para saber cómo informarse, buscar trabajo y hacer trámites.

Al curso, asisten los internos que están a uno o dos años de terminar la condena, y cursan la primaria o secundaria. Y al finalizar, quienes aprueban, no sólo se llevan un certificado, sino que también pueden pedir la reducción de algunos meses de pena, si el juez lo considera.

Según informa Clarín en su nota, el penal de Olmos cuenta con 2.700 internos, de los cuales 1.392 estudian y asisten a distintos talleres. Y desde que comenzaron las clases de Alfabetización Digital, en noviembre de 2017, sólo en Olmos, pasaron 211 internos por 16 cursos. A nivel provincial, el programa, que forma parte de un acuerdo del Servicio Penitenciario Bonaerense con la secretaría de Modernización nacional, ya capacitó a 2.092 presos, en 161 cursos de 12 unidades penitenciarias, desde agosto del año pasado.






Comentarios