En un comunicado de Aerolíneas Argentinas, aseguran que la medida de fuerza de APLA y UALA afectará a más de 7.000 pasajeros.


Los sindicatos aeronáuticos llevan adelante asambleas en Aeroparque y en Ezeiza, en rechazo a la política aerocomercial del Gobierno, según indicaron fuentes gremiales, lo que provoca demoras y cancelaciones en vuelos de Aerolíneas, Austral, Latam y Avianca.

Los Sindicatos Aeronáuticos Unidos (APA, APTA, UPSA, UALA, APLA, ATCPEA, ATEPSA) denuncian que “la falaz Revolución de los Aviones de (Guillermo) Dietrich se ha encargado de degradar al sector aerocomercial a través del financiamiento y auspicio de los peores modelos de la industria, y casualmente estas políticas son los que han sumido al sector en una crisis innecesaria y de consecuencias irreparables“. Y tienen prevista una movilización, esta mañana, hacia el Centro Metropolitano de Diseño (CMD), donde habrá una nueva audiencia pública de otorgamiento de rutas que dispuso el Ministerio de Transporte.

Desde Latam informaron que por el momento solo dos vuelos presentan demoras.

Por su parte, la empresa Aerolíneas Argentinas emitió un comunicado indicando que “lamenta profundamente que una medida de fuerza impulsada por los gremios APLA y UALA afectará hoy a más de 7.000 pasajeros“.

“Se trata de una Asamblea que comenzó poco después de las 7 de la mañana y duraría 3 horas, lo que obligará a cancelar al menos 60 vuelos”, agrega el documento.

La medida es impulsada por ambos gremios de pilotos y arrancó hoy a primera hora.

Agrega el comunicado que “Aerolíneas esperaba transportar hoy a 40.000 pasajeros. Por la Asamblea, los pilotos no toman los vuelos, lo que obliga a cancelar las operaciones de la empresa. Otra vez, el reclamo gremial no es contra la compañía, por lo que Aerolíneas no puede dar respuesta a los planteos sindicales”.

Añade el texto de Aerolíneas que “las cancelaciones a las que obligará la medida de fuerza gremial se suman a los 52 vuelos que Aerolíneas Argentinas debió cancelar en el día de ayer por una falla en las comunicaciones terrestres del control de vuelo, cuyo origen también era completamente ajeno a la empresa. Diez días atrás, el 25 de setiembre, una medida de fuerza dictada por la CGT ya había cancelado todas las operaciones de la línea aérea“.

Finalmente, Aerolíneas Argentinas pidió “disculpas a sus pasajeros por los inconvenientes causados por esta medida de fuerza que lamenta. La empresa está trabajando para intentar normalizar sus servicios y poder reubicar a todos sus pasajeros en vuelos del día de la fecha“.

“Es importante que los pasajeros estén atentos a los datos de contacto, teléfono y correo que dejaron al comprar los boletos. Para más información les sugerimos que se comuniquen con nuestro Contact Center al 0810-222-86527“, concluye la nota.

Esta situación generó demoras en varios vuelos que debían partir del Aeroparque Jorge Newbery.

En la página web que informa sobre el estado de los vuelos ya comenzaron a registrarse las partidas que deberán ser reporgramadas.

Estado de los vuelos.

El aeropuerto de El Palomar es el único que opera con normalidad en este momento.

La voz del Gobierno

“Lo que está pasando ahora es que, con motivo de una nueva audiencia pública para que haya más vuelos, rutas y empresas, algunos de los gremios forzaron una especie de asamblea para provocar la demora y cancelación de vuelos. Uno supondría que su propósito es francamente kirchnerista u opositor, porque es un motivo que no se entiende, dado que la aviación en la Argentina viene bien, con más empresas, más empleos, más rutas y más pasajeros”, afirmó en radio Mitre Tomás Insausti, director de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Recordemos que la medida, sobre el inicio del fin de semana, coincide con la realización del foro empresarial del B20, que reúne a los principales líderes empresariales del mundo, y la apertura (este sábado) de los Juegos Olímpicos de la Juventud.

La polémica audiencia

 Mientras se pone en acción esta medida de fuerza, en el Centro Metropolitano de Diseño (CMD) se presentaron nueve empresas en la nueva audiencia pública convocada por el Gobierno nacional para obtener autorización para operar rutas aéreas de cabotaje, regionales e internacionales.

En la apertura, el Coordinador de Transporte Aerocomercial del Ministerio de Transporte de la Nación, Mariano Ansaldo, señaló que “en el 2015 volar era un privilegio, hoy es una realidad para muchísima gente que nunca antes había volado. En el año 2000 estábamos a la misma altura que Brasil, Colombia y Chile, en el 2015 esa ecuación se había reducido a la mitad”.

Por eso asumieron el objetivo de “duplicar el mercado doméstico, lo que está previsto que logremos para el 2022 basados en tres pilares esenciales: el crecimiento de Aerolíneas Argentinas; la incorporación de nuevas empresas al mercado y el crecimiento de las que están y la modernización de la infraestructura y el espacio aéreo”.

A su vez, Insausti, señaló que “estamos en la tercera audiencia pública donde se habrán de solicitar 792 rutas por parte de 9 compañías, siete de las cuales solicitan servicios regulares, con lo cual estamos asegurando mayor conectividad, más trabajo para argentinos y un desarrollo directo e indirecto que no se había dado nunca en la historia”.

“Este mes -agregó- comienzan a operar LASA y Norwegian, a principios de noviembre llega a la Argentina Edelweis con vuelos desde y hacia Suiza, JetSmart y Sky Airlines inician sus vuelos en diciembre desde Santiago de Chile a El Palomar, y American Airlines inaugura en el mismo mes su ruta directa a Los Ángeles desde Ezeiza. Todo esto forma parte de ese crecimiento que nos propusimos concretar desde que iniciamos nuestra gestión de manera transparente y clara”, concluyó el director de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

Las rutas domésticas solicitadas conectarían a 45 ciudades del país, mientras que las rutas internacionales pedidas conectarían a la Argentina con 55 ciudades de 14 países del mundo.




Comentarios