Antonio Jesús Chaves había sido atacado por una patota. Fue visto por última vez cuando le dieron el alta del hospital.


Antonio Jesús Chaves, de 37 años, apareció apuñalado el pasado martes a pocos metros del Obelisco. ‘Chivita’, como le dicen, quedó tirado sobre la senda peatonal de Carlos Pellegrini y Juan Domingo Perón tras haber sido atacado por una patota que le robó el celular y la mochila.

En el momento del ataque, un periodista lo vio y llamó al 911 cuatro veces, pero la ambulancia demoró 38 minutos y la Policía nunca apareció. Luego se supo por una auditoría interna que hubo una falla en la derivación del llamado al SAME.

Ahora, Chaves está siendo buscado por su familia y amigos, que no lo ven desde la noche de ese mismo martes, cuando le dieron el alta. El hombre no volvió al kiosco donde trabajaba, en Tucumán y Suipacha, ni a la habitación que ocupaba.

No se sabe nada de Antonio desde el martes

El hombre es oriundo de la localidad de Villa Santa Rosa, San Juan, pero desde hace varios años vive y trabaja en Buenos Aires. “Chicho”, uno de los vendedores ambulantes de 9 de Julio y Tucumán que trabajaba con él, también lo está buscando.

“Cuando nos enteramos que lo apuñalaron, fuimos al hospital Ramos Mejía y al Argerich a buscarlo. Preguntamos por él y nos dijeron que no había sido atendido en esos lugares”, dijo el hombre a Clarín.

La víctima habría sido atacada por tres desconocidos que le pidieron un encendedor.  “Se veía que venían a robar. Él les dijo que no tenía encendedor y contestó mal . Entonces empezó una discusión. ‘Chivita’ se paró y ahí le empezaron a pegar entre tres”, dijo a Clarín uno de los vendedores ambulantes de la zona.

Hombre herido en el Obelisco

Cuando la pelea parecía que se diluía, apareció un perro callejero y mordió al amigo de ‘Chivita’. “Terminó en el piso, sangrando, con dos mordeduras grandes y pidió que le llamaran una ambulancia porque no tenía batería en su celular”, relató el hombre. “Antes de irse, uno de los tres atacantes le sacó la mochila y el celular a ‘Chivita’ y a él lo empujó a las plantas de un cantero“, agregó el testigo.

Todavía no se sabe cómo Chaves terminó tirado a 500 metros de ese lugar, del otro lado del Obelisco. La Policía tampoco pudo reconstruir el origen del hecho, aunque abrieron una investigación de oficio.




Comentarios