Estarán en límites estratégicos entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.


En el marco de los festejos por el 21 de septiembre –Día de la Primavera y del estudiante-, se reforzarán los puestos de control de alcoholemia en límites estratégicos entre la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Llevan adelante esta medida ya que la mayoría de los casos positivos se presenta en “jóvenes”.

“En la Ciudad de Buenos Aires se detecta un positivo de alcoholemia cada dos horas, y en su gran mayoría, se trata de jóvenes. Tenemos que entender que el alcohol y el volante no son compatibles, y para eso realizamos acciones de concientización y aumentamos los controles de alcoholemia aleatorios y rotativos en puntos estratégicos”, expresó Juan José Mendez, secretario de Transporte porteño.

En el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, se registraron 140 víctimas fatales en siniestros viales durante 2017, según el Observatorio de Seguridad Vial, y el 45,7% de los fallecidos tenía entre 15 y 34 años. Junto con el exceso de velocidad, la presencia de alcohol en sangre es uno de los factores de riesgo más peligroso a la hora de conducir. En este sentido, los puestos de control se ubican en puntos estratégicos de la Ciudad en donde en general se presentan mayor cantidad de positivos (zona de boliches y bares, entre otros).

De enero a julio de 2018 se realizaron más de 147 mil controles, de los cuales el 1,8% resultaron positivos. Es decir, se detectan 11 positivos de alcoholemia por día aproximadamente.

Cabe destacar que los controles de alcoholemia crecieron 45.9% en 2018 en comparación al mismo período del 2017. A lo largo de este año se duplicaron los puestos de control de alcoholemia y estupefacientes rotativos en toda la Ciudad, pasando de 12 a 25 los fines de semana.






Comentarios