La familia de la víctima remarcó que las autoridades "quisieron negar lo sucedido" y que el chico agresor continúa asistiendo a clases.


La Escuela Primaria N°22 de Plátanos, ubicada en el partido bonaerense de Quilmes, atraviesa un periodo de conmoción por la denuncia de un nene de 10 años que aseguró haber sido abusado por un compañero de clase.

Según las primeras versiones, el chico contó a su familia “que otro compañero lo agarró de atrás” y lo hizo entrar por la fuerza al baño, donde se produjo el hecho sin que otra persona lo advirtiera.

La familia hizo la denuncia pertinente y, tras ello, los médicos confirmaron las lesiones y la causa fue caratulada como “abuso sexual con acceso carnal”.

La denuncia de la familia de un nene de 10 años que dijo ser abusado por un compañero de colegio.

“Mi hermano está muy triste por todo esto, tratamos de no molestarlo tanto porque el caso es muy grave y debemos tener mucho cuidado”, explicó a El Quilmeño Beatriz Villar, hermana de la víctima, y añadió: “Dejó de ir a clases mientras que el chico agresor sigue asistiendo como si no hubiese pasado nada”.

Mientras la investigación continúa en la Fiscalía N°1 de Berazategui, el niño abusado será sometido a una serie de estudios en la ciudad de La Plata para determinar, entre otras cosas, si los abusos fueron reiterados y la gravedad de los mismos.

“Espero que alguien haga algo. Mi hermano está realmente mal y necesita contención”, pidió la hermana del menor.




Comentarios