Ocurrió en la localidad bonaerense de Longachamps. La víctima se llamaba Federico, pariente directo del defensor Patricio Romero. 


La constante inseguridad con la que se vive en nuestro país se volvió a cobrar una vida este fin de semana en la localidad bonaerense de Longchamps, donde dos motochorros asesinaron a balazos a Federico, hermano del futbolista Patricio Romero que milita en Estudiantes de Buenos Aires. 

Según fuentes policiales que dialogaron con el sitio Noticias Argentinas, el fatal episodio ocurrió el sábado por la noche en el barrio Los Altos, partido de Almirante Brown, cuando la víctima se dirigía hacia su casa tras salir de la Sociedad de Fomento 15 de enero. 

Patricio Romero perdió a su hermano Federico durante un intento de asalto.

Al llegar al cruce de las calles Provincia de Santa Fe y Languenheim, el joven fue abordado por los delincuentes que circulaban en una moto y estaban armados. 

Los investigadores determinaron que a Federico, de 23 años, le pidieron dinero y él, que solo portaba 600 pesos en uno de sus bolsillos, se resistió y huyó corriendo a una vivienda que se encontraba enfrente y perteneciente a su cuñada. 

Ante la reacción del joven, uno de los ladrones le disparó a la cabeza y le causó la muerte en el acto. Lo llamativo del trágico desenlace fue que el mismo personal de la comisaría de Almirante Brown 7ma de Glew, con jurisdicción en la zona, acompañó a los familiares del joven en el traslado a una Unidad de Pronta Atención en Longchamps debido a que la ambulancia nunca arribó al lugar.

Horas después, un hombre se presentó en la mencionada seccional para denunciar que los mismos motochorros que habían matado a Federico Romero también habían intentado robarle a él. En pleno forcejeo, le dispararon en la mano y sufrió la amputación de uno de sus dedos. 




Comentarios