Estarán presentes en 29 municipios y se centrarán en operativos y controles sorpresa a motociclistas y automovilistas.


La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, presentará este jueves un ambicioso plan de prevención y lucha contra el delito: más de 12.000 nuevos policías bonaerense serán desplegados en los puntos de mayor riesgo, en 29 municipios del Conurbano, con el fin de combatir la inseguridad en las calles.

La presencia de dichos efectivos estará centrada en operativos continuos y controles sorpresivos a motociclistas y automovilistas. Uno de los principales objetivos es eliminar los delitos de motochorros, los secuestros y las salideras bancarias.

Maria Eugenia Vidal

La policía bonaerense buscará cubrir las llamadas “zonas calientes”, las zonas más peligrosas del conurbano.

Los 12.301 nuevos efectivos en las calles formarán parte de los equipos de Grupo de Prevención Motorizada (GPM), con motos bitripuladas, de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas, Infantería, Caballería y representantes de Drogas Ilícitas y Policía en función judicial.

Policía en el conurbano.

En tanto, los 29 municipios que tendrán un incremento de presencia policial serán Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverria, Ezeiza, Florencio Varela, Hurlingham, Ituizangó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.





Comentarios