En medio de la conmoción y la bronca por lo sucedido a la oficial de la Policía bonaerense Lourdes Espíndola, quien se encuentra en grave estado tras ser baleada por delincuentes que intentaron robarle su arma reglamentaria en Ituzaingó, el Jefe de la fuerza de seguridad se presentó en el Hospital Posadas.

Fabián Perroni dialogó con Fernando Altamirano, el esposo de Lourdes, quien había hecho fuertes críticas a la policía al decir que están "todo el tiempo desprotegidos". "Hablé con él y me pidió disculpas por lo que dijo. Le comenté que en este momento se debe portar como verdadero hombre", relató Perroni.

A la salida del centro de salud, el funcionario policial contó además que le recomendó a Altamirano "que esté con su esposa y sus hijos", y le aclaró que "esos comentarios no ayudan".

Lourdes Espíndola lucha por su vida en el Posadas

Lourdes sigue internada en terapia intensiva "en estado crítico, grave, con pronóstico reservado", de acuerdo al último parte médico. Fue derivada el centro de salud por una herida de arma de fuego en el cuello, en la "región supraclavicular izquierda, presentando lesión carótida y traqueal" y fue operada por la madrugada.