Gendarmería, la Policía Federal, Prefectura Naval y la Policía de Seguridad Aeroportuaria colaboran en la seguridad del evento. 


El barrio de Recoleta está convulsionado por la cumbre del G20 y el fuerte operativo de seguridad que se montó para mantener a los ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales aislados de cualquier manifestación.

Del operativo de seguridad desplegado alrededor del Centro de Exposiciones y Convenciones participan Gendarmería Nacional Argentina (GNA), Policía Federal Argentina (PFA), Prefectura Naval Argentina (PNA) y Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), más la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y Tránsito.

Policías apostados frente a manifestantes que protestan contra la celebración de la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales (DPA)

“Las cuatro fuerzas de seguridad trabajan en un ejercicio articulado de Comando Unificado para la disposición eficiente de todos los recursos involucrados en el dispositivo”, dijeron del Ministerio de Seguridad a La Nación.

La seguridad -observable en efectivos armados, autos y motos de la policía– también está desplegada alrededor de los hoteles donde se hospedan los funcionarios participantes, sobre todo en Avenida Alvear.




Comentarios