"Sufrí un choreo, un hurto. Igual la saqué barata", dijo la conductora de "Todas las tardes".


Maju Lozano fue víctima de la inseguridad en pleno barrio de Palermo. La conductora se encontraba cenando con amigas en un restaurante ubicado en Armenia y Costa Rica, cuando un joven que estaba cerca de su mesa le arrebató el celular y escapó en una moto conducida por un cómplice.

“Tuve un fin de semana movido, nada grave. Uno siempre termina agradeciendo, no sabe bien qué. Sufrí un choreo, un hurto. Igual la saqué barata“, dijo la conductora de “Todas las tardes”.

Es más: antes del hecho delictivo, la camarera del lugar les había advertido que se pongan la cartera entre las piernas para evitar robos. Al escuchar lo dicho por la empleada, un joven que estaba sentada atrás de Maju y sus amigas se fue de inmediato. Pese a la actitud sospechosa, decidieron quedarse.

Maju contó la sucesión de los hechos, que terminó en el hurto. “Cuando me suena el celular, como era una llamada de Paraná (donde vive su familia), lo saqué del bolso que tenía entre las piernas porque ya nos habían querido afanar”, contó. Y concluyó: “El pibe (el que estaba sentado cerca de ellas) se acerca a la mesa y pensamos que nos iba a preguntar algo. Con total impunidad y tranquilidad, me mira y me saca el celular. Se sube a una moto que estaba estacionada también al lado nuestro y arranca. Todo fue muy rápido“.

La conductora viene de mal en peor si se trata de salida con amigas. Es que el año pasado Maju vivió otro episodio incómodo en un restaurante, donde fue víctima de acoso. 





Comentarios