La fiscal dijo que encontraron los teléfonos durante las requisas e investigan si están relacionados con los delincuentes que atacaron la seccional.


Patricia Ochoa, fiscal general de La Matanza, le reveló a los medios que encontraron teléfonos celulares en los calabozos de la comisaría de San Justo donde un grupo de delincuentes se tiroteó con efectivos de la Policía. “Trabajamos con personal de Asuntos Internos y del Ministerio de Seguridad, que secuestraron celulares que no deberían estar allí”, dijo la funcionaria.

Los investigadores buscan determinar si los detenidos realizaron llamadas entre sí o con los delincuentes que irrumpieron en la comisaría con el objetivo de liberar a un recluso.

Ochoa también dijo que ya se le tomó declaración testimonial a todos los detenidos, pero aclaró que será fundamental analizar los teléfonos secuestrados. Además, agregó que analizarán las cámaras de seguridad ubicadas en la calle y dentro del edificio. 

“Son cuatro personas. Dos ingresan en la comisaría, un tercero también pero hasta las puertas de blindex y uno se queda fuera. Estamos tratando de ver en las imágenes de las cámaras del municipio si podemos rastrear las patentes”, dijo la fiscal Ochoa.

Por último agregó que las personas que irrumpieron realizaron cinco disparon con una pistola Taurus 9 milímetros que dejaron tirada cuando huyeron. 






Comentarios