La decisión fue tras el encuentro entre los familiares del chico asesinado y referentes del Ministerio de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires.


“Me siento satisfecho con lo que he recibido como respuesta”, fue la frase de Eduardo Dotto, el abuelastro de Brian Aguinaco, el chico de 14 años del barrio de Flores fallecido el lunes después de haber sido baleado por dos motochorros. El hombre se mostró conforme con la medida de remoción del titular de la Comisaría 38ª, Alejandro Atilli y del resto de la cúpula del destacamento policial.

Además, anunciaron que a las 9 de hoy esta delegación vecinal se reunirá con el ministro Ocampo y otras autoridades del Gobierno de la Ciudad en la sede del ministerio de Seguridad porteño.

“Nos vamos tranquilos porque no fue bien. Sacamos respuestas concretas. Hoy, nos dijeron, empieza a cambiar todo el sistema de seguridad en el Bajo Flores. Nos escucharon en las medidas que se van a tomar. Entendieron que el barrio no da para más”, concluyeron los familiares tras la reunión. 


En esta nota:

Flores



Comentarios