Ambas tienen signo de haber sido abusadas sexualmente. En sus cuerpos hay marcas de lesiones y de mordeduras humanas y caninas.


Una mujer y sus dos hijos de 24 y 26 años fueron detenidos, acusados de mantener cautivas a dos mujeres, quienes sufrieron maltratos, abuso sexual y hasta mordeduras de perros en una casa de Bahía Blanca.

Según los investigadores las dos mujeres tenían relación con los dos jóvenes ahora detenidos y una de ellas se encuentra internada en terapia intensiva como consecuencia de los golpes que presentaba en distintas partes de su cuerpo.

Los investigadores policiales identificaron a los detenidos como Fernando Rubén de 26 años, su hermano Gonzalo Leonardo Benítez de 24 y su madre María Esther Llanos.

El hecho fue descubierto en las últimas horas de ayer, cuando personal de la comisaría 4a.de Bahía Blanca tomó conocimiento que en el Hospital Interzonal de Agudos “José Penna” había ingresado una joven de 18 años en grave estado, producto de diversos golpes en todo el cuerpo.

La mujer había sido encontrada por un familiar en una calle de Bahía Blanca, se hallaba desorientada y la trasladaron al centro asistencial”, agregó una fuente de la investigación, quien aclaró que la víctima se hallaba “en muy mal estado”.

Pese a la gravedad de las heridas, la mujer logró relatar en el centro asistencial que había sido agredida y abusada sexualmente por su pareja y aportó el nombre y el domicilio en el que se habría producido el ataque.

“La mujer se encuentra internada en terapia intensiva del hospital debido a la gravedad de los golpes recibidos”, explicó el investigador.

Tras ser notificados del hecho, integrantes de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) junto con personal policial y la unidad fiscal a cargo de Marcelo Romero Jardín, se dirigieron a la vivienda de Benítez, a quien detuvieron apenas ingresaron.

Además, en el fondo de la misma se encontró desvanecida a otra mujer (ex pareja del otro hermano Benítez) en grave estado y con lesiones similares a la otra joven, por lo que fue derivada al Hospital Municipal, donde fue asistida.

“Ambas mujeres tienen signo de haber sido abusadas sexualmente y presentan en sus cuerpos todo tipo de lesiones, incluso mordeduras humanas y de perros en miembros superiores e inferiores”, dijo uno de los investigadores.

Es que dentro de la vivienda se hallaban dos perros, uno de raza Dogo Argentino y otro Rotwailler, que serían los que atacaron a ambas mujeres.

Fuentes policiales aseguraron que Gonzalo Benítez fue detenido horas después durante un allanamiento, al igual que la madre de ambos hermanos.

Todos ellos quedaron acusados del delito de “privación ilegal de la libertad, tentativa de homicidio (femicidio), reducción a la servidumbre, abuso sexual e infracción a la ley 14346 (malos tratos y crueldad de los animales)”.




Comentarios