Un importante operativo se inició en la madrugada de este viernes para levantar 475 puestos de manteros que obstruyen las veredas del barrio porteño de Liniers y se vivieron momentos de tensión en el lugar porque los trabajadores intentaron cortar avenida Rivadavia.

​ Miembros de Infantería rodearon a los manteros para evitar mayores complicaciones en el tránsito de vehículos.

Unos 300 efectivos de la Policía de la Ciudad se apersonaran cerca de las 4 de la mañana para desarmar y levantar con grúas los puestos de chapa que permanecían en la calle que bordea la avenida General Paz, en las inmediaciones de la estación de trenes de la línea Sarmiento.

Además de sacar las estructuras, los agentes incautaron gran cantidad de mercadería que incluyen cd´s, alimentos, plantas y flores.

Se recomienda evitar la zona ya que hay dos carriles de la avenida Rivadavia, mano al centro, que se encuentran cerrados al tránsito.