Por segunda vez, el Ministerio de Educación porteño participó de la evaluación de calidad educativa de forma independiente. 


La ciudad de Buenos Aires está en el puesto 38, por encima de los países de América latina, liderados por Chile (44), pero muy lejos de Singapur, que se ubica al tope de la tabla.

Por segunda vez, la ciudad de Buenos Aires participó de forma independiente de la prueba en la que debutó en 2012, cuando Alberto Sileoni amenazaba justamente con retirar al país de esta evaluación porque los resultados no eran los esperados.

En ese momento, el ministro porteño Esteban Bullrich anunció que contarían con el relevamiento específico para la ciudad. En la edición 2015 se presentaron 59 escuelas porteñas con 2000 alumnos en total.


En esta nota:

Educación pública



Comentarios