La titular del Instituto contra la Discriminación de la Ciudad de Buenos Aires, María Rachid, se refirió al escándalo que protagonizó este jueves el diputado Juan Emilio Ameri -del Frente de Todos y representante de Salta- por manosear a una mujer durante la sesión virtual de la Cámara Baja y no sólo lo defendió sino que también cuestionó el tratamiento del episodio.

"¿De verdad van a hacer tanto escándalo porque un diputado pensó que no tenía conexión y le besó la teta a su compañera?", escribió Rachid en su cuenta de Twitter.

Y agregó: "¿Se reactivó la moralidad? Una sanción a él y los que juegan Candy Crush mientras trabajan me parece bien. Pero no exageren...".

María Rachid sobre el caso del diputado Ameri. (Twitter)

Luego, la exlegisladora porteña por el Frente para la Victoria (FPV) habló con TN y cuestionó la cobertura mediática que se le dio al tema.

"Me parece exagerada la reacción: ponen el eje en una conducta que tiene que ver con la sexualidad. Lo más escandaloso es que, en plena pandemia, estemos horrorizados porque un diputado que dice que pensó que estaba sin conexión y le dio un beso en la teta a su compañera y se genere todo escándalo. No estaba teniendo relaciones sexuales, están tergiversando los hechos", opinó.

"Acá hay comentarios de una moralina arcaica. Si vamos a juzgar a Ameri por lo que hizo, entonces habría que expulsar a unos cuantos diputados que, durante las sesiones, jugaban al Candy Crush o realizaban cualquier otra conducta que no implicaba estar pendiente de lo que sucedía en el recinto”, insistió.