Ocho días de diferencia y una experiencia tan asquerosa como similar. Los relatos de los afectados en las redes sociales.


Un usuario de Twitter (@fafagiri) publicó unas fotos impactantes: en el plato que pidió en un reconocido patio de comidas, apareció una cucaracha. Según contó el joven, se encontró con el insecto cuando ya estaba comiendo su pollo.

Como si esto no fuera suficientemente impactante, un episodio parecido había ocurrido en el mismo shopping, tan solo ocho días atrás.

(Twitter)

Así lo resumió el tuitero: “Primero fue @greeneat con la rana, ahora #AveCaesar del @Dot_Baires. Una cucaracha en mi plato”. Es que en el mismo centro comercial -aunque en una diferente cadena de alimentos-, una clienta había encontrado una rana en su ensalada.

(Twitter)

Esa vez le había tocado a Merecedes Conde, que utilizó la misma red social para relatar su vivencia: “Anoche cenamos en GreenEat-shopping Dot y tuvimos esta desagradable experiencia al encontrar una rana en la comida. Esto nos hace dudar sobre la calidad y controles de bromatología e higiene que este lugar pregona”.

En el caso de Conde, la empresa en cuestión se pronunció públicamente y prometió mejorar los procesos de elaboración. Con Giri, la situación fue otra: la firma -hasta ahora- se llamó al silencio. Ave Caesar se define a sí misma como “la más importante cadena de Fast-Food íntegramente especializada en la venta de pollo”.

Un empleado se animó a anunciar que el episodio había sido “armado” por el tuitero. Frente a esto, el hombre relató -consultado por Infobae– que se había quejado y que los trabajadores del lugar ofrecieron cambiar el plato y hasta pretendieron “regalarle una gaseosa” para calmarlo. Como era de esperarse, no aceptó.

La difusión de los hechos, llevó a la intervención de Defensa del Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires. Desde el organismo, recomendaron al afectado que se contacte con la Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).




Comentarios