Es en rechazo a la reestructuración que dispuso el Ministerio de Transporte de la Nación.


Los delegados y trabajadores de la línea 60 realizan este jueves un paro total, ya que se movilizarán a la Secretaría de Trabajo en rechazo a la reestructuración que dispuso el Ministerio de Transporte de la Nación, el cual determinó la reducción de los ramales y la división de las cabeceras del servicio.

En principio, el cese de actividades será por 24 horas. Una vez en el Ministerio de Trabajo, los delegados darán una conferencia detallando los problemas con la empresa DOTA, la cual opera una gran variedad de líneas de colectivos, entre ellas la 60.

Los representantes de la línea sostienen que la readecuación pone en riesgo los puestos de trabajo y significa un retroceso en las condiciones laborales. “Pese a no contar con las condiciones mínimas para realizar dicha adecuación, la empresa comenzó a ejecutarla el domingo 1 de diciembre“, señalaron en un comunicado de prensa.

Al mismo tiempo, destacan que los trabajadores no son los únicos afectados: “A los usuarios les incrementa el tiempo de viaje por la quita de ramales y los obliga a abonar dos boletos para realizar los mismos trayectos”.

Para apoyar esta reestructuración Marcelo Pasciuto, presidente de Monsa (subsidiaria de DOTA), aseguró que estos cambios harían que la compañía sea “competitiva”. Y en el Boletín Oficial, más precisamente en la Resolución 152/2019 sostienen que luego de “un análisis exhaustivo de los ramales, se concluyó que no es necesaria la llegada de todos los ómnibus hacia Barracas, a raíz de la baja carga que hay en ellos, en el tramo Plaza Italia-Constitución”.

Paro en la línea 60 (web)

Esto implicó la eliminación de tres ramales y la fusión de otros, por lo que quedaron activos ocho de los cuales solo dos pasan por la Plaza Constitución. Barrancas de Belgrano se convertiría en el destino de la gran mayoría. 

“Tomamos esta medida luego de agotar todas las instancias de diálogo, en defensa de los puestos laborales y en defensa del servicio público de pasajeros. Resaltamos, además, que continuaremos en estado de asamblea permanente y no descartamos futuras medidas de fuerza hasta que se restablezca el servicio habitual de la línea”, adelantaron los delegados.




Comentarios