Hubo una conferencia de prensa en la que manifestaron lo sucedido tras la audiencia convocada por la Subsecretaría de Trabajo.


El Secretario General de la Asociacion Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro, Alberto Pianelli, explicó los motivos de la suspensión de las medidas de fuerza previstas para este miércoles y enunció las solicitudes de los metrodelegados.  

“Nos convocaron a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo en base a que habíamos empezado un plan de acción, porque Sbase no presentaba un plan de desamiantado del subte. Decidimos suspender las medidas después de esa audiencia, decidimos consultar con nuestros compañeros y cuerpo delegado“, argumentó en conferencia de prensa.

Todo comenzó en las ultimas semanas cuando CNN publicó un informe en el que el presidente de Sbase, Eduardo De Montmollin, reconoció que los trenes comprados a Madrid (los CAF 5000) estaban contaminados con amianto. 

“Solicitamos que se hagan los muestreos de las demás flotas que circulan en el metro de Buenos Aires y de las instalaciones donde se alimentan a las formaciones; tenemos confirmado que hay amianto en descomposición en los cables”, reclamó.

Y agregó: “Pedimos la ampliación de los compañeros que están en vigilia médica, hay 1200 trabajadores que ya están reconocidos por la ART que van a tener que hacerse exámenes médicos de aquí al fin de sus vidas. También queremos se licite flota libre de amianto para el cambio de la que está contaminada”.

Demanda de Sbase 

Las autoridades del subterráneo de Buenos Aires realizaron este martes una demanda civil por daños y perjuicios contra el Metro de Madrid por venderles trenes con asbesto.

Sbase exige que los españoles les paguen 14.978.395 euros (16.700.000 dólares). También, piden que el Metro de Madrid los deje indemnes en los procesos que se siguen en Buenos Aires.

Desde la Argentina se estableció el monto de la demanda a través de una pericia realizada por técnicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que determinó el costo y adaptación de los CAF 5000.

Los trenes fueron adquiridos durante la gestión del entonces jefe de Gobierno de Buenos Aires y actual presidente, Mauricio Macri. 




Comentarios