"La acompañante le termina de tirar, él trata de cruzar la calle y lo rematan en el piso", afirmó la mujer de la víctima.


Se conocieron las imágenes del hombre que murió baleado por policías en el barrio porteño de Villa Crespo. Claudio Romano (39) tenía una de sus muñecas cortadas y dos puntazos en el abdomen, por lo que se investiga cómo sufrió esas lesiones antes de que sea abatido.

Una cámara de seguridad captó el momento en el que Romano bajó de su auto y, luego de acercarse al patrullero en cuestión, fue baleado por los efectivos policiales.

“La acompañante le termina de tirar, él trata de cruzar la calle y lo rematan en el piso“, aseguró la mujer de Romano, quien contó que los testigos “escucharon seis disparos y aparentemente cinco fueron a él”.

“Se llevaba bien con los policías de la zona porque tenía que esperar en doble fila a los pacientes de una ART que llevaba a atenderse”, agregó.

En tanto, la División Homicidios de la Policía Federal Argentina (PFA) investiga las circunstancias previas al enfrentamiento entre Romano y tres efectivos de la Policía de la Ciudad que fueron detenidos.

El hecho ocurrió este martes por la mañana en Malabia al 900, entre Castillo y Jufré, donde dos efectivos de la comisaría 15B de la Policía de la Ciudad, el oficial primero Ramón Pérez y una inspectora, llegaron a bordo de un patrullero para realizar una diligencia judicial.

Según la versión policial, el oficial estacionó el móvil para concretar una notificación judicial y minutos después Romano frenó su Volkswagen Polo detrás.

El hombre bajó del auto con sus manos ensangrentadas, armado con una navaja y, casi sin mediar palabra, atacó a Pérez a través de la ventanilla de la patrulla.

El oficial, que resultó lesionado en un brazo, efectuó al menos un disparo e hirió a su agresor, quien se retiró unos metros, pero luego regresó para intentar agredir a la inspectora que estaba en la vereda, según la policía.




Comentarios