La jueza federal Martina Forns rechazó un nuevo estudio sobre el ruido de aviones presentado porla Administración Nacional de Aviación Civil.


La jueza federal Martina Forns rechazó este miércoles un nuevo estudio sobre el ruido de aviones presentado por la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), y ratificó que a partir de este jueves se iniciará en el Aeropuerto de El Palomar la restricción de operaciones entre las 22 y las 7 del día siguiente, informaron fuentes judiciales.

La magistrada rechazó esta nueva presentación con el argumento de que no intervino en el estudio “el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA)” y que el plazo de medición presentado “es corto”, por lo que la medida sigue vigente pese a que fue apelada por la ANAC y las coompañías aéreas Flybondi y Jetsmart.

El informe de la ANAC destaca que el 73% de las mediciones nocturnas no superan los límites aptos para “el buen descanso” de los vecinos, y el 27% restante corresponde a actividades ajenas al aeropuerto.

Señala además que de acuerdo al requerimiento de medir por separado el ruido aeroportuario de noche y de día, se realizaron mediciones de sonido, utilizando el parámetro más recomendado por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), en el rango horario de 22 a 7 horas, tomando como referencia el límite de 55 decibeles.

Y allí se determinó que de los 26 primeros registros muestra que sólo 7 superan levemente el límite de 55 decibeles debido a razones ajenas a la actividad del aeropuerto.

Sin embargo la jueza rechazó el estudio y entre sus argumentos citó que en el mismo “no intervino el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA)”; que “el plazo de medición de 9 días es corto”; y que dichas mediciones “no se relacionan con las mediciones de los vuelos”.

Además argumentó que “la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda reducir a 40 decibeles y el parámetro de 55 decibeles no está bien argumentado” y finalmente solicitó la intervención del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).

Fuentes del Ministerio de Transporte señalaron que el ORSNA no tiene facultad de intervención en las mediciones, porque esa es competencia de la ANAC; que el plazo de medición es el triple de días que presentó el abogado Marisi en su pedido de amparo y que los nueve días fueron precisamente respondiendo al pedido de la jueza.

También argumentaron que las mediciones realizadas, sí se relacionan con los vuelos y esto está determinado en los horarios en que se efectuaron y que la recomendación de la OMS es para los vuelos en Europa y no en América, dónde los decibeles máximos son 55.

Destacan además que la OPDS ya se expidió diciendo que la ANAC es la autoridad de ruidos y sugería que se realizasen las mediciones que efectuó la ANAC y fueron rechazadas por la jueza.




Comentarios