Los cortes serán este martes entre las 11:00 y las 14:00 horas. Luego avanzarán hacia Plaza de Mayo. Reclaman asistencia social y apertura de paritarias.


Los piqueteros “duros” saldrán a la calle este martes para una jornada de cortes, ollas populares en todo el país y una movilización a Plaza de Mayo exigiendo un aumento de la asistencia y la reapertura de paritarias. Desde el Gobierno aseguraron que reforzarán las partidas para los comedores pero no darán más planes sociales. Los movimientos dejaron “en suspenso” un acampe de 72 horas en la avenida 9 de Julio.

La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley trató a las organizaciones sociales de “extorsivas” durante la protesta de unas 40 horas, del miércoles 11 de septiembre al viernes 13, frente a la sede de su cartera. Aunque aseguró que trabaja para “canalizar las diferencias a través del diálogo”. El Gobierno, de todas maneras, rechazó incrementar la cantidad de programas sociales, uno de los pedidos de los movimientos.

Los piqueteros de izquierda amenazaron con un nuevo acampe. Foto: Marcelo Carrol.

“Es lo que anunciamos en el marco de la Emergencia Alimentaria. Planes no hay, ni va a haber. Hace tiempo que no damos y mucho menos en el marco de piquetes y amenazas”, indicó un alto funcionario a Clarín. La jornada de protestas prevé cortes en el Puente Pueyrredón, Puente Saavedra y General Paz a la altura de Liniers.

Allí concentrarán el Polo Obrero, grupos nucleados en el Frente de Lucha y gremios opositores, para luego movilizarse en transporte público a la Plaza de Mayo con un paso previo por la sede de la UIA de Lima y Avenida de Mayo. También habrá cortes en las provincias. “No ha habido respuestas a los problemas que planteamos. La Emergencia Alimentaria no contempla los reclamos como reapertura de paritarias, aumento para que nadie cobre menos de $35.000 para superar la canasta de pobreza y apertura de programas”, dijo Eduardo Belliboni del Polo Obrero.

Eduardo Belliboni del Polo Obrero volverá a liderar otra protesta.

La organización, Barrios de Pie protestará con ollas populares en el Obelisco y otras plazas de la Ciudad y del país en reclamo al incremento de las partidas para comedores y merenderos, además de una mejor calidad de los alimentos, el levantamiento de suspensiones en el cobro de planes y más programas sociales. “Las respuestas tienen que ser urgentes. En algunos lugares no entregan comida desde agosto. La gente necesita comer”, aseguró Silvia Saravia, titular de la organización.

El salario social complementario, actual es de $7.500, la mitad de un salario mínimo, vital y móvil, constituye otro de los puntos de reclamo. Las organizaciones pidieron una suba del 30% y un bono de $2.000, pero desde el Gobierno negaron las dos opciones: “Van a tener el aumento por el SMVyM”. En octubre pasará a $8.000 y en noviembre a $8.500.

A nivel político, un sector del Gobierno consideró que las protestas en las calles perjudicaría más al Frente de Todos. A pesar de que los grupos vinculados al espacio liderado por Alberto Fernández decidieran frenar las protestas tras la sanción de la Emergencia Alimentaria. Según la visión del macrismo, la mayoría de los perjudicados por los cortes vinculan las organizaciones sociales con el kirchnerismo.

El gobierno buscará evitar una escalada violenta para no verse perjudicados de cara a las elecciones. Foto: Juano Tesone.

Nación busca evitar una escalada violenta para no salir debilitados nuevamente tras el resultado de las primarias. Según los referentes de los movimientos, dejaron los días de acampe en suspenso para abrir un espacio de negociación.




Comentarios