Todas las miradas apuntan contra la propia hija del matrimonio y su pareja.


Los investigadores del caso del matrimonio que apareció muerto este lunes por la mañana en su casa del barrio de Flores descartaron que haya sido un robo.

Fue la hija de la pareja en cuestión quien encontró muertos a sus padres en el hogar de dos plantas ubicada en la calle Morón 2719, frente al Hospital Álvarez.

Las víctimas murieron producto de las heridas cortantes en la zona abdominal. La mujer, Hilda Lubín, de 77 años, tenía 15 cuchilladas y llegó a defenderse. El hombre, Orlando Gianelli, de 79 años, sufrió 17 puñaladas. Sin embargo, la policía todavía busca el arma homicida.

Según el relato, la mujer entró con sus propias llaves y vio el lugar bañado de sangre. No faltaba dinero ni cosas de valor. Tampoco estaba desordenado ni se forzaron ventanas ni puertas.

Según trascendió, los padres se oponían a la relación de su hija con su pareja, por eso ahora todas las miradas apuntan contra la pareja.

Los investigadores tienen en su poder el video de una cámara de seguridad ubicada a 10 metros del lugar. Ahí se ve a dos mujeres caminando de espalda, yéndose, con mochilas puestas.


En esta nota:

Homicidio Crimen Flores




Comentarios