El nodo corre debajo de las avenidas Corrientes y 9 de Julio y tiene un hall que distribuye a las líneas del Subte.


Los usuarios del subte cuentan desde este miércoles con un nuevo acceso en la zona del Obelisco, con un túnel de 70 metros que conecta con las líneas B, C y D, y busca descongestionar el área por donde circulan 300 mil personas por día.

El nuevo acceso Central Obelisco, en Sarmiento 861, permite llegar a las estaciones 9 de Julio de la línea D, en sentido Catedral; y Diagonal Norte, de la C, en sentido Constitución, mientras que la conexión a Retiro se habilitará en dos meses.

El nodo, que corre debajo de las avenidas Corrientes y 9 de Julio con un hall que distribuye a las líneas B, C y D, “busca evitar la congestión de usuarios en los andenes, facilitar el acceso, la combinación entre las líneas y mejorar la seguridad”, informó el Ministerio de Desarrollo Urbano en un comunicado.

Las obras, que demandaron una inversión de 26 millones de dólares, permiten aumentar un 30 por ciento la cantidad de trenes circulando, reducir 15 por ciento el tiempo de viaje entre cabeceras, alcanzar una frecuencia promedio de 2:15 minutos en hora pico y que 200.000 pasajeros se sumen a la red.





Comentarios