El sacerdote, identificado como Nelson Jerez, es chileno y fue trasladado a Argentina en 2014 para desempeñarse en la Parroquia Tránsito de San Jose.


Un joven denunció que un sacerdote de la Parroquia Tránsito de San Jose de Liniers abusó sexualmente de él mientras estaba alcoholizado. Se trata de Nelson Jerez, de nacionalidad chilena, quien habría manoseado al joven, a quien habitualmente también le enviaba mensajes fuera de lugar.

Jerez tiene antecedentes por “presunto abuso sexual e irregularidades en actas de defunción de menores”​ en el Hogar San Ricardo de Santiago de Chile, donde fue director por veinte años.

La investigación está a cargo de la fiscal Nacional en lo Criminal y Correccional 1 Estela Andrades, quien recibió la declaración de tres de los presentes en el momento del hecho. Además, la funcionaria judicial solicitó la prohibición de acercamiento del cura a niños, niñas y adolescentes, la cual fue notificada al Arzobispado de Buenos Aires.

Parroquia Tránsito de San José Liniers (Web)

“El sacerdote Nelson Pérez Jerez tiene contacto conmigo desde cuarto año, que es cuando ingresé al grupo misionero del colegio San José de Liniers. Hasta ese momento sólo lo había visto dar misas y por los pasillos del colegio”, contó Tiago, la víctima, a Crónica. El chico es, junto a 3 compañeros, coordinador del Grupo Misionero, y por eso mantenía comunicación frecuente con Jerez, cuyos mensajes estaban habitualmente fuera de lugar.

“Yo entendía que la relación de profesor-alumno, no debería exceder demasiado los temas tratados en clase y esto no sucedía con Nelson. Me mensajeaba expresando su afecto por mí, reconociendo mi esfuerzo y mi buena actitud en el grupo Misionero y en sus clases. Durante el año recibí mensajes que decían ‘te quiero’, ‘te aprecio muchísimo’, hasta el punto que me dijo ‘Te Amo’. En ese momento lo sentí fuera de lugar e intenté dejar de conversar por WhatsApp”, relató Tiago.

La tarde del sábado 13 de julio, el chico y otros compañeros se reunieron en la cocina de la Parroquia a hacer empanada para vender. Contó la víctima: “Nos recibió el sacerdote Arul y cocinamos hasta altas horas de la noche. Por cuestiones de tiempo no alcanzamos a hacer las 500 empanadas y Arul accedió a que siguiéramos cocinando”.

Los chicos del grupo misionero, en la cocina de la Parroquia (Web)

“Luego de las 12 de la noche, Nelson Jerez bajó de su habitación en un estado alcohólico bastante intenso y comenzó a hacer chistes a los chicos del grupo, de los cuales 3 eran chicas mayores, un chico mayor, 6 chicos menores y yo. A las chicas les dijo en ‘broma’ que iban al Grupo Misionero para estar conmigo y verme porque soy un pibe lindo. Después toqueteaba a los chicos (el pelo, los hombros) y constantemente se acercaba a mí y me hablaba”, añadió.

Según el relato, Jerez se acercaba a Tiago constantemente, lo tomaba de la cintura y lo acercaba: “en esos momentos lo sacaba, pero no me podía ir del lugar porque estaba cocinando. Luego de cierto punto comenzamos a pedirle a Nelson que se fuera a dormir, de todas las maneras posibles. Todos los chicos estaban incómodos con lo que pasaba”, dijo el chico.

Finalmente, contó Tiago, “riéndose se acercó y me agarró fuertemente del culo. Mis compañeros del grupo lo vieron y se acercaron, pero en el medio de esa situación, volvió a pasar y me agarró nuevamente el culo… Yo estaba muy nervioso y me quería ir, porque me sentía muy mal, pero no podía porque estaba con los chicos y necesitábamos terminar de cocinar”.

Después del abuso, fueron los compañeros de Tiago, que lo vieron muy afectado por lo ocurrido, quienes recurrieron a las autoridades.

El sacerdote Nelson Jerez, acusado de abuso sexual en Liniers (Web)

El sacerdote Nelson Jerez, acusado de abuso sexual en Liniers (Web)

“Los directivos del colegio intentaron solucionar el tema, o evitarlo, para que no pasara a mayores y trataron de que Nelson me pidiera perdón. Quisieron que todo esto pasara como un ‘malentendido’, cuando en realidad esta persona estuvo alcoholizada frente a menores”, sostuvo el estudiante, quien finalmente contó la situación a sus padres, quienes hicieron la denuncia en el juzgado N° 63 a cargo de la fiscalía N° 1.

En un comunicado, el colegio San José de Liniers, informó que decidió “separar al sacerdote de toda responsabilidad y tarea, hasta tanto el tema sea debidamente aclarado“. Por su lado, los estudiantes convocaron a un cacerolazo este viernes “para que nos escuchen con respecto a las situaciones de abuso que vinieron de parte del Padre Nelson con la presencia del Padre Arul y el encubrimiento del padre Eladio”.

El sacerdote Nelson Jerez, acusado de abuso sexual en Liniers (Web)

Los antecedentes de Jerez en Chile

Nelson Jerez (de la orden Don Guanella) está acusado de abuso sexual, maltratos e irregularidades con actas de defunción de menores en el hogar San Ricardo de Santiago de Chile, para personas con discapacidad intelectual y física severa. Jerez dirigió la institución entre 1993 y 2013 y en 2014 fue trasladado a Argentina.

“Se trata de un hogar de niños y adultos que no hablan ni caminan, tienen deficiencia mental severa, por esto la denuncias las hicieron funcionarios del establecimiento“, cuentan Joaquín Abud, Rocío Ñancupil y Catalina Volenski, estudiantes de periodismo de la universidad chilena Diego Portales, que llevan adelante una investigación sobre la Obra Don Guanella.




Comentarios