La medida de fuerza persistió entre las 5.30 y las 7.30 de la mañana de este miércoles.


El paro de trabajadores de las seis líneas de subtes y el Premetro, que persistió entre las 5.30 y 7.30 de la mañana de este miércoles, afectó duramente a los madrugadores y fundamentalmente a 230 mil usuarios.

La medida de fuerza fue en reclamo por una supuesta falta de personal en las nuevas estaciones de la Línea E.

Concluido el paro, las distintas líneas comienzan a abrir las puertas de sus estaciones para que los pasajeros pueda ingresar a los andenes y viajar como lo hace normalmente.

Noticia en desarrollo





Comentarios