El jefe de Gobierno aseguró que la administración porteña decidió apelar la decisión del magistrado.


El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, defendió a las empresas de delivery a la vez que aseguró que la administración porteña decidió apelar la decisión del juez Roberto Gallardo, quien ordenó suspender la actividad de Rappi, Glovo y Pedidos Ya hasta que no regularicen su situación.

“Son utilizadas por mucha gente y dan mucho trabajo“, aseguró el funcionario este lunes en conversación con radio Mitre.

Además, Larreta defendió a estas empresas de delivery porque “están legalmente constituidas” y “pagan sus impuestos”.

“Una cosa es que trabajemos para ver cómo se regulan estas nuevas opciones que aparecen con la tecnología y otra cosa es prohibirlo y dejar en la calle a un tendal de gente“, sostuvo el Jefe de Gobierno quien buscará su reelección por Juntos por el Cambio.

El viernes, el Juzgado de Feria Contencioso Administrativo y Tributario N° 2 de la Ciudad de Buenos Aires decidió suspender las actividades de las empresas Rappi, Glovo y Pedidos Ya, por incumplimientos de resoluciones judiciales.

El juez Gallador, titular del Juzgado, dispuso que la Policía de la Ciudad “decomise” las mercaderías que transportan estas empresas “que no respeten íntegramente los requisitos legales y judiciales”.

Sin embargo, la actividad de estas empresas no se detuvo durante el fin de semana y tampoco explicaron por qué no acataron el fallo de la Justicia.

Larreta, por su parte, afirmó que es importante “respetar los puestos de trabajo” y que “el fallo de Gallardo es uno más de los tantos a los que nos tiene acostumbrados“.

El viernes, luego de conocido el fallo, la Asociación de Personal de Plataformas (App, el sindicato que nuclea a los trabajadores de estas empresas) también mostró su desacuerdo con el juez Gallador.





Comentarios