La prueba teórica incorpora preguntas y se apoya más en las imágenes, mientras que en el práctico hay dos nuevas postas.


Con nuevas postas en el examen práctico y novedades en las preguntas del teórico, a partir de hoy aumenta el nivel de exigencia para obtener una licencia de conducir en la Ciudad de Buenos Aires.

Si bien para los cambios prácticos habrá que esperar “unos días”, como dijeron de la Secretaría de Transporte, los teóricos ya rigen, desde este martes, en la Ciudad, informó TN.

El nuevo teórico

El nuevo examen teórico tiene 30 preguntas, que varían aleatoriamente de entre un total de 1866 preguntas (que antes solían ser solo 750) validadas por la Federación Internacional del Automóvil. En el sitio oficial del Gobierno de la Ciudad están detalladas. Los aspirantes tienen 45 minutos para responder las preguntas, que son multiple choice.

Pero la gran novedad es que se agregan preguntas en las que habrá que interpretar el contexto, además de conocer la señales de tránsito. Por ejemplo, la pregunta “al atravesar túneles, ¿está permitido adelantarse a otro vehículo?” fue reemplazada por otra, que va acompañada de una foto de un puente y dice: “¿está permitido sobrepasar a otro vehículo en este lugar?”.

El examen teórico tiene ahora una relación foto/texto del 60 por ciento (que antes era del 20 por ciento) e incluye situaciones hipotéticas en ruta, conceptos y prácticas a tener en cuenta, y cuestiones referidas a siniestros viales.

El examen práctico

Clases de conducir.

La instancia práctica incorporará en los próximos días dos nuevas postas de desempeño, es decir que las maniobras para rendir serán seis en total.

Las obligatorias hasta el momento eran: estacionamiento, cambio de marcha y cruce de vía, marcha atrás y zig zag con conos. Se agregarán retención de embrague en subida y control del vehículo en bajada y rotonda.

Trámites para sacar el carnet de conducir.

Otra novedad es que a partir de ahora se instalarán dos cámaras en el auto de cada aspirante: una en el interior para registrar las acciones del aspirante y del instructor, y una afuera del coche, que mostrará cómo realizó la prueba de conos y a cuánta distancia estacionó del cordón. A los aspirantes a conductores de motos se les colocará una pechera con cámara.

Por su lado los instructores tendrán una tablet para puntuar a los aspirantes en cada posta. Los errores, como golpear una valla, están permitidos, pero si se acumulan cuatro o más en todas las postas, se reprueba el examen práctico.






Comentarios