Se investiga si fue un homicidio cometido por alguien que conocía a la víctima.


Un diácono de 52 años fue hallado muerto este domingo, envuelto en sábanas y con al menos una herida cortante en el cuello, en su casa de la localidad bonaerense de Temperley. Se investiga si se trató de un homicidio cometido por alguien que conocía a la víctima, según indicaron fuentes policiales a Télam.

De acuerdo a los voceros consultados, el hombre era diácono de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de la Diócesis de Lomas de Zamora, y también empleado del Banco Provincia.

(Foto: Juan Manuel Foglia)

El hecho fue descubierto cerca de las 12.30 de este domingo, en un domicilio ubicado en la calle Bombero Ariño 829, de Villa Galicia. Fuentes policiales informaron a Télam que a raíz de un llamado al 911, personal de la comisaría 8va. se trasladó hasta esa vivienda, ubicada a unos 500 metros de distancia, donde halló el cuerpo del diácono Guillermo Luquin, de 52 años.

En tanto, los pesquisas señalaron que, a simple vista, no observaron signos de un posible robo en el lugar, al tiempo que el sobrino de Luquin explicó que no faltaba ningún elemento en la vivienda, agregaron las fuentes.

Además, los peritos no detectaron que los ingresos al domicilio hayan sido violentados, por lo que la principal hipótesis apunta a que la víctima conocía a su o sus asesinos y les permitió el ingreso, explicóun jefe policial que participa de la pesquisa.

El crimen, catalogado como homicidio, generó pesar y consternación entre quienes lo conocían.






Comentarios