El hombre recibió el disparo en el pecho y murió en el acto. Su pareja, embarazada, detuvo el vehículo.


Un remisero de 30 años circulaba en su auto por San Justo junto a su mujer embarazada cuando, en el cruce de Juan Manuel de Rosas y Marconi, otro auto se le puso a la par, por la ventanilla del asiento de acompañante asomó un brazo con un arma, y le disparó.

Diego Acosta recibió el tiro en el pecho y murió en el acto. Su mujer tomó el volante y pudo controlar el vehículo, que detuvo unos 50 metros más adelante, en estado de shock.

Los atacantes no le robaron nada y no cruzaron palabra, por lo que los investigadores manejan la hipótesis de que se trató de un ajuste de cuentas o una venganza personal.

La mujer, con un embarazo avanzado, declaró ante la policía y más tarde frente al fiscal a cargo de la causa, Juan Tathagian. Aún no hay detenidos por el hecho.






Comentarios