En la mañana de este miércoles, más de 200 empleados de la empresa "Mi Bus" realizaron cortes intermitentes de 15 o 20 minutos, dejando pasar en todo momento a los considerados esenciales.

La medida fue tomada en base la suspensión del encuentro en la delegación de Trabajo. Debido a esto, el martes los empleados decidieron votar para ver si decidían manifestarse, y así fue, se movilizaron en una gran caravana rumbo al Centro Cívico.

No obstante, este miércoles fue distinto dado que la medida fue más fuerte. No obstante, cerca de las 10 am los trabajadores tuvieron una audiencia en la Delegación de Trabajo aunque al no recibir la respuesta esperada decidieron en una asamblea continuar con el corte de la ruta.

Fotos: Facundo Pardo.

El representante gremial de los choferes Luis Curilen, aseguró en diálogo radial con El Cordillerano, que "los trabajadores exigimos que se nos cancele todo el dinero adeudado, son casi dos sueldos". Se trata de la totalidad de los trabajadores de Mi Bus, choferes, personal de técnica, de lavadero y algunos encargados de turnos.

Por su parte, sobre el corte, que perduró hasta las 11 de la mañana, dijo: "Apenas finalizada la audiencia, si no se resuelve nada a nuestro favor, iremos agudizando las medidas y ya no serán solo cortes de ruta o movilizaciones" dijo Curilen. Finalmente, en asamblea los trabajadores decidieron continuar con las medidas y el jueves realizarán una nueva marcha hasta el Centro Cívico de la ciudad.

Fotos: Facundo Pardo.