Desde la oposición, a cargo del Frente de Todos, criticaron la decisión.


Concejales del oficialismo en Bariloche se abstuvieron este lunes de votar el proyecto para declarar la emergencia alimentaria en la ciudad rionegrina, que actualmente sólo cuenta con el apoyo de la oposición.

“Queda expuesto qué clase de gente nos gobierna. El hambre no espera. Son unos caraduras”, declaró José Huenchuan, miembro de la CTEP, que se mostró molesto tras la decisión que se tomó durante la jornada, según informó Río Negro.

El proyecto que se propuso incluía un programa de seguridad alimentaria que se sustentaría con recursos de la coparticipación provincial y el 50 por ciento de la recaudación del municipio por juegos de azar y apuestas. Por otra parte, preveía la creación de una comisión conformada por el poder Ejecutivo, concejales y miembros de organizaciones sociales.

“Hablamos de 100 millones de pesos en alimentos cuando el ejecutivo está destinando esa misma suma para subsidiar el transporte”, afirmó Ana Marks, concejal del Frente de Todos, que informó que en 2020 habrá “sólo 55 millones de refuerzo alimentario”.

A través de un análisis que realizaron diversas organizaciones sociales, aseguraron que en 2015 había 25 merenderos, lo que hasta la actualidad habría aumentado, por lo que más de 2.500 personas acudirían a estos lugares.

Concejal Carlos Sánchez, Bariloche (web).

“Hay muchas herramientas que el Estado municipal puso a disposición en relación a la cuestión alimentaria. Pero la idea no es que la ayuda llegue a través de los comedores y merenderos”, respondió Carlos Sánchez, concejal del oficialismo.




Comentarios