Un corralón de materiales de construcción y una casa de computación decidieron no levantar las persianas debido a la crisis cambiaria. Se estima un aumento del 15% en los alimentos este viernes.


La estampida del dólar generó incertidumbre en el rubro comercial en Bariloche. Desde la Cámara de Comercio, admitieron que hubo una retracción en la oferta de productos “esperable para la situación”. Claudio Cabaleiro, gerente de la Cámara indicó que “el comercio tiene que cuidar su stock. Es la última cadena de comercialización. Entonces si no sabés si vas a poder volver a comprar para vender, tomás resguardos”.

En este sentido, en Bariloche un corralón de materiales de construcción y una casa de computación directamente no abrieron sus puertas el lunes pasado cuando el dólar alcanzó los 61 pesos. El presidente de la Cámara de Comercio, Eduardo Caspani afirmó que “en lo que refiere a computación, está todo dolarizado. Es importado. En los corralones, hay productos que tienen precio dólar como el hierro, el cemento. Hubo fabricas que cortaron la venta hasta tener un panorama certero; si no, los negocios no se sostienen. La preocupación es que esto se extiende”.

En relación a las medidas económicas anunciadas por el presidente Mauricio Macri, Caspani aseveró: “No hay nada que tenga que ver con el mercado cambiario puntualmente. Y el tipo de cambio define demasiadas cuestiones”. Además agregó que “siempre que hay un movimiento tan grande de tipo cambiario impacta en el sector comercial porque genera incertidumbre”.

Al respecto, Cabaleiro aseguró que en el rubro ya estarían acostumbrados a las crisis cambiarias. “Esta gimnasia de los últimos 15 años genera que toda la cadena de comercialización esté preparada. El viernes llegan las listas de precios y sabemos que habrá aumentos promedio en primeras marcas del rubro alimentación del orden del 15%”, manifestó.

En cuanto a los combustibles, Claudio Roccatagliata, empresario vinculado a la temática, destacó la decisión del gobierno de congelar el precio de la nafta durante 90 días. Aunque, admitió que “el martes a última hora, se comenzó a sentir una restricción en la entrega de combustible. Había viajes que ya estaban programados que ahora están retenidos”.

Desde la Cámara reconocieron que “la recomposición de la base salarial genera expectativa, ya que aportará poder adquisitivo”. También expresaron que la modificación del impuesto a las ganancias “generará más liquidez en el comprador. Si hay menos impuesto, hay más líquido para consumir”. Según publicó Río Negro.





Comentarios