El jefe comunal argumentó que este subsidio traería a cambio un boleto estudiantil gratuito.


La nueva resolución del intendente Gustavo Gennuso autorizó un subsidio de 6 millones de pesos para la empresa “Mi Bus”. En cinco meses, el municipio ya entregó unos 36 millones de pesos. “El municipio mantiene una relación contractual con la empresa Amancay y ese contrato se confeccionó tomando como parámetro los subsidios existentes al transporte por parte del Estado Nacional”, especificó

“Es de público conocimiento que se resolvió la quita de los subsidios hacia fines del año 2018 y como consecuencia de esa circunstancia, la empresa dio inicio por ante la Secretaría de Trabajo de la Provincia de Río Negro, un procedimiento preventivo de crisis”, agregó.

En junio, el jefe de Gabinete, Marcos Barberis había advertido que el municipio ya no podría sostener el aporte no recuperable. Aunque Gennuso aseguró que pretende avanzar por ordenanza en la consolidación del subsidio mensual al transporte urbano a modo de una compensación por la gratuidad del boleto estudiantil. De esta forma, el municipio mantiene frenada la revisión tarifaria del transporte urbano que podría llevar el boleto mínimo a 33 pesos. Según publicó Río Negro.





Comentarios