A pesar de que el propio gobernador había prometido diez millones de pesos para la entidad, el apoderado no completó los trámites necesarios.


Desde el gobierno provincial aseguraron que hasta el momento, no se pudo asistir financieramente al Sanatorio del Sol a través de Río Negro Fiduciaria, para saldar los salarios adeudados a sus empleados porque “el apoderado Miguel González Robinson no ha completado el trámite”. Días atrás, el gobernador Alberto Weretilneck se comprometió a entregar fondos de hasta 10.000.000 pesos, a través de la entidad.

Aclararon que “a la fecha se está esperando gran parte de la documentación requerida”. Por otra parte, consideraron de “extrema urgencia la situación del sanatorio, explicaron que desde el gobierno, se habilitó por excepción, la garantía personal y no la hipotecaria como se requiere para otras empresas para el aval del préstamo”.

También aseguraron que “ambas fueron negadas, en primer término la hipotecaria y en segundo la personal por parte del apoderado y principal accionista de la firma que no quiso hacer entrega de su declaración jurada de ganancias, ni la manifestación de bienes para acceder al préstamo que permitiría resolver la situación”.

Además, “se habilitó entonces una tercera opción de garantizar el préstamo con un pagaré y con los ingresos futuros del sanatorio, pero no fue aun instrumentada, ni presentada”. Desde el gobierno pidieron que “se muestre el plan futuro de la institución” con las medidas que se tomarán vinculado al cumplimiento de los compromisos, “fundamentalmente con el pago de sueldos a sus empleados, proveedores y la cancelación de deudas previsionales e impositivas”.

Hasta ahora, tampoco se presentó. “Este punto, resaltaron, es sumamente relevante ya que la provincia quiere evitar que luego de resolver lo urgente, se continúe con esta situación desfavorable afectando a los empleados de la firma”. Según publicó Río Negro.






Comentarios