Las cámaras del Centro de Monitoreo grabaron todo lo sucedido, incluyendo el momento del impacto y la inmediata reducción de los criminales.


Un robo a mano armada en Bariloche derivó en una maratónica persecución por las calles de la localidad rionegrina, que encontró su final cuando un coche de la Policía logró desestabilizar la motocicleta con la que estos huían, consiguiendo derribarlos y reducirlos.

Anteriormente, habían cometido el mencionado delito a las 20:57 del martes, en 9 de julio y Anasagasti. Lograron escapar, con dirección al sur, aunque las cámaras los detectaron.

Sin embargo, cerca de las 21:30, volvieron a ser divisados yendo en contramano y a toda velocidad por Esandi. Fue allí donde un patrullero se les cruzó para intentar frenarlos, aunque estos lo evadieron, dando inicio a la persecución.

La misma se dio en Avenida Costanera, hasta que llegar a Bustillo y Boock, donde uno de los autos del cuerpo de seguridad logró embestirlos desde atrás, desestabilizando el vehículo de los prófugos y produciendo su eventual caída.

Una vez en el suelo, fueron reducidos sin mayor inconveniente. Además, según precisó ANBariloche, la moto en la que se desplazaban fue secuestrada.






Comentarios