Aunque sí hubo una caída de la nafta Premium a $44,95 en reemplazo por la Super a $38,61. 


La ciudad de Bariloche registra un aumento sostenido en el consumo de combustible en los últimos meses a pesar de los últimos aumentos. Los datos de la Secretaría de Energía de la Nación contemplan a las 12 estaciones de servicio de la ciudad y una en Dina Huapi.

“Interanualmente, se nota un crecimiento. En el mes de mayo, se vendieron 238.000 litros más que en el mismo período del año anterior. Esto representa casi 6.000.000 litros contra 5.700.000 del 2018, un incremento del 4.18%”, puntualizó Claudio Roccatagliata, empresario del sector.

Días atrás, desde la Federación de Empresarios del Combustible de Argentina (Fecra) cuestionaron la útlima suba y plantearon que el sector ya experimenta una caída de las ventas del 10% en el último año y en la oferta premium, la migración a combustibles más baratos alcanzó el 25%. “Si siguen los aumentos, van a caer más las ventas”, advirtieron desde la organización que reúne a más de 1.200 empresarios del rubro.

Bariloche, en cambio, registró un crecimiento sostenido en la ciudad cordillerana. En enero y febrero, la suba fue del 1,27% en comparación al mismo período del año anterior, en marzo el incremento fue 1,6%, abril, aunque en mayo se mantuvo estable y se dio la mayor suba del consumo.

“Llama la atención porque en mercados como Buenos Aires y a nivel global, el consumo baja”, señaló Roccatagliata y agregó: “Pero en Bariloche el crecimiento poblacional y el turismo hace que esto se mantenga. Además, mucha gente depende de su vehículo para ir a trabajar por los costos de los colectivos, los horarios y porque no pasa por todos lados”.

Hoy, la nafta super cuesta 38,61 pesos en los surtidores de la ciudad, la nafta Premium 44,95 pesos y el gas oil, 51.09 pesos. “Lo que sí notamos es una baja importante en la nafta Premium y el reemplazo por la super, por los combustibles más económicos”, expresó el empresario. Según publicó Río Negro.






Comentarios